sábado, 5 de mayo de 2007

Compartiendo Perspectivas: 4) Fantasia y Sensacion


TUS MANOS


Cuando tus manos salen,

amor, hacia las mías,

¿qué me traen volando?

¿Por qué se detuvieron

en mi boca, de pronto,

por qué las reconozco

como si entonces, antes,

las hubiera tocado,

como si antes de ser

hubieran recorrido

mi frente, mi cintura?


Su suavidad venía

volando sobre el tiempo,

sobre el mar, sobre el humo,

sobre la primavera,

y cuando tú pusiste

tus manos en mi pecho,

reconocí estas alas de paloma dorada,

reconocí esa greda

y ese color de trigo.


Los años de mi vida

yo caminé buscándolas,

subí las escaleras,

crucé los arrecifes,

me llevaron los trenes

las aguas me trajeron,

y en la piel de las uvas

me pareció tocarte.

La madera de pronto

me trajo tu contacto,

la almendra me anunciaba

tu suavidad secreta,

hasta que se cerraron

tus manos en mi pecho

y allí como dos olas

terminaron su viaje.




En el poema podemos observar como la sensación y la fantasía muchas veces puede convivir en una misma persona. El autor nos cuenta lo que siente cuando esas manos lo tocan, utilizando así su sentido táctil, mientras a la misma vez nos habla de que anhelo que lo tocaran esas mismas manos, y que hizo muchas cosas para conseguirlo y en eso se basa la fantasía, en soñar algo pero hacer cosas para lograrlo.
Y así podemos llegar a la conclusión de que muchas veces experimentamos cosas que nos gustan (a través de nuestros sentidos las percibimos) y tanto nos agradan que fantaseamos con que vuelvan a sucedes, haciendo cosas para lograrlo nuevamente.

3 comentarios:

Pablo Nicoletti dijo...

muy bien expresado y bien encaminado.. podrías vincularlo con el tema de los mitos?

Platonicas dijo...

Muy buena la poesía!!
Las fantasías son solo ideas y no hay que quedarse solo con ellas, ya que pueden no llegar a pasar, es decir, no podemos alcanzar la felicidad solo teniendo ideas, sin llevar a cabo hechos; lo que se puedo relacionar con lo que dice Epicuro, hay que conformarse con lo poco que uno tiene y no estar poniéndose mal por las cosas que nos son muy difíciles de alcanzar.
No estoy de acuerdo en que la fantasía sea algo que debamos cumplir, sino solo ideas que uno tiene, ideales a los que le gustaría alcanzar.

Micaela Valle

Crisstian dijo...

Ciertas veces, porque algunas cosas pasan, las personas pueden llegar a decir, que ellos no hicieron nada para lograrlo, y que sucedieron por algo imaginario, algo irreal... Peor en otros casos, si se hizo algo para lograrlo, y se logro... Y asi queda en la persona ese recuerdo, ese deleite que produjo ese hecho... Y asimismo el honor de haber logrado ese hecho y haber gozado de su consecuente...
Las fantasias las tiene cualquier persona, son como bien dice "platonicas", son ideas... que para llevarlas a cabo hay que tener una fuerza de voluntad dicha y luchar para que se haga real... Queda en uno mismo, dejarla volar como una idea dentro de si mismo, o trasladarla a la realidad...